15 de febrero de 2010

Jorge Eliécer Pardo: Carmen Cecilia Suárez, Eros y soledad en la literatura colombiana




Un vestido rojo para bailar boleros de Carmen Cecilia Suárez

Hay libros que nos causan repulsión porque nos confrontan con violencia, porque revelan nuestra intimidad, esa que creemos secreta e inolvidable. Y existen ciertas palabras vedadas en nuestra cultura porque fueron pronunciadas sólo en la clandestinidad o en la confidencia de grupos del mismo sexo. Y es precisamente la mujer la que más teme a esas palabras, a esas situaciones amorosas que al nombrarlas o leerlas causan rubor, malicia, y por qué no, erotismo. El libro que usted tiene frente a sus ojos seguramente le quemará las manos, le hará pasar saliva, le recordará una escena de amor y sexo, le arrancará una mueca de aprobación o desprecio pero, la verdad, no pasará desapercibido porque en él sucede todo y nada, se entrelazan muchas historias que en realidad sólo es una: aquella que todos cargamos con gozo o dolor, debajo de la piel, la que Carmen Cecilia Suárez toca y escarba mediante la literatura almibarada que no siempre endulza si no que, nos cubre de soledad.
No es un libro feminista aunque está contado por una mujer. Es una confesión sincera, sin rubores ni moralismos... lo que una mujer a sentido una o muchas veces y que no se ha atrevido a escribir en Colombia. Es una desnudez total, del cuerpo y de la interioridad, del deseo y del amor, de la compañía y del abandono.
Al compás de un bolero, junto a una chimenea, en un bar, en la alfombra del apartamento, en una cafetería, tomando una cerveza, en la lectura de un libro, en el sueño de los horóscopos, en profundidad de las sábanas, Carmen Cecilia Suárez indaga sensaciones, escudriña al hombre, conceptualiza , desde la poesía, sobre la relación de la pareja en la felicidad o la desgracia.
Son historias que evocan un amor que vamos siempre buscando o anhelando.
Mujeres atrapadas por el amor y el deseo que añoran a un amante, o a todos los amantes del mundo que logren acercarse a su sueño hecho de privaciones o de libertades. Mujer y sexo, en la misma cueva, mujer y falo en la misma lucha por la sobrevivencia como poesía del cuerpo. Y después del primer del primer texto ya no habrá rubores, habrá literatura, habrá mansedumbre y caricia, ternura y lagrimas.
La infancia como elemento simbólico va tejiendo y destejiendo el presente de los protagonistas como esa mariposa que todos llevamos dentro y que no sabemos cuánto significa en nuestra vida, en las frustraciones o triunfos.
Por sus páginas transitan escritores, empleados, pintores, profesores, conferencistas, brujos... van y vienen, en un eterno placer vivido o soñado, en un inevitable vacío.
Es la soledad el tema central de esas historias... la contradicción no puede liberarse... nosotros tampoco... seguimos dispuestos para la sensualidad... para el goce fugaz pero nunca para la felicidad.
jorgeeliecerpardoescritor@gmail.com

(Prólogo a la 1a edición, Pijao, septiembre de 1988)
Jorge E. Pardo y Carmen Cecilia Suárez, Feria 2008
Lanzamiento de la última edición de Un vestido rojo para bailar boleros.
Feria del Libro, 2008. Benhur Sánchez, Carmen Cecilia Suárez y Jorge E. Pardo.


Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search